Pronto

PUERTO RICO, Pronto nuestro manual educativo y dvd titulados "COMO HACER UN HUERTO CASERO, PASO A PASO " © Copyright / Todos los Derechos Reservados.

domingo, 14 de agosto de 2011

Como cultivar lechugas en su huerto casero


Lechuga romana espigada y florecida
Bienvenidos a otra edición enfocada en la preparación de huertos caseros. Antes queremos mencionar, que nos sentimos profundamente agradecidos por la acogida dada a este blog. Sepan que la información ofrecida mediante el mismo, se brinda con el único propósito de transmitir de manera gratuita, aquellos conocimientos adquiridos en agricultura orgánica que Dios nos ha permitido. Durante la enseñanza de hoy, estaremos aprendiendo como cultivar lechugas en nuestros huertos caseros. Ahora y como de costumbre, haremos un recuento de aquellos cultivos trabajados en las pasadas ediciones; durante éstas hemos aprendido como cultivar papas, calabazas, yautías, ajíes, tomates y ñames. Veamos ahora los pasos o procesos que más adelante estaremos desarrollando, durante la enseñanza de hoy:
  • Primero: conoceremos cual es la semilla de la lechuga y como obtenerla 
  • Segundo: como preparar la tierra para este cultivo 
  • Tercero: manera de siembra y algunas especificaciones 
  • Cuarto: como suministrar el agua de manera correcta. 
  • Quinto: cuando y como se cosecha la lechuga

El cultivo de la lechuga, aunque es uno de los más practicados por los amantes de huertos caseros, es a su vez, uno de los más frustrantes a la hora de producir semillas con potencial de germinación real. Esto se debe a que la semilla de la lechuga, al igual que la del ñame, pasa por un periodo de latencia, cosa que la mayoría de los amantes de huertos, desconocen. Como consecuencia, su interés en producir sus propios bancos de semillas, se frustra; siendo esto sumamente necesario para la sustentabilidad de un huerto orgánico. Más adelante y como parte de nuestro compromiso, mostraremos paso a paso, como obtener semillas de lechugas orgánicas y con potencial de germinación real.   

Comencemos

I. Cuál es la semilla de la lechuga.

  • Las semillas de la lechuga se constituyen a partir de las espiguillas que salen de su flor. 
  • Para recolectar semillas, debe sembrar algunas plantas con este fin y éstas no las debe cosechar. Si no que debe esperar que las mismas alarguen (espiguen) y florezcan. 
  • Luego de la florecida, espere a que la flor comience a amarillentarse para secar, córtela y póngala en un lugar seco donde no haya humedad. 
  • Cuando la flor esté totalmente seca, sobre una servilleta blanca, delicadamente  sacuda la flor; caerán sobre la servilleta una pequeñas espiguillas que podrán ser, desde color crema hasta color marrón oscuro, dependiendo de la variedad de lechuga seleccionada para recolectar las semillas. 
  • Deposite las semillas en una bolsa zip lock y guárdelas en un lugar fresco por espacio de un año y tres meses. Esta recomendación se hace, debido a que la semilla de lechuga pasa por un período de latencia, el cual desconocemos con certeza de cuánto tiempo se comprende. Sin embargo, nuestra experiencia ha sido, que aquellas semillas con tiempo de madurez menor de un año, no germinan o tienen menor porcentaje de germinación, que aquellas que hemos esperado más de un año para su cultivo.  

II. La preparación de suelo y otras espesificaciones    

  • A este cultivo le favorecen los días cortos (otoño e invierno), ya que los días largos promueven el que la planta espigue temprano antes de que sus hojas hayan alcanzado su tamaño adecuado. Sin embargo, en Puerto Rico podemos cultivarla todo el año tomando en consideración el que la planta no reciba más de 8 horas de Sol durante los días largos (primavera y verano). 
  • Este cultivo se adapta a casi a todo tipo de suelo. Sin embargo, sus preferidos son los suelos franco arenosos o arcillosos con arena, abundante materia orgánica, composta o estiércol. Los mismos deben contar con un excelente drenaje y ventilación. 
  • Aunque el sistema radicular de la lechuga es bastante superficial, la planta necesita al menos 8 pulgadas de suelo suelto, para desarrollarse de manera saludable. 
  • Debido a que la profundidad de suelo suelto no es mucha (8 pulgadas), es un cultivo cómodo para trabajar en tiestos pequeños o cualquier otro embase disponible. 
  • Con el pico, rompa el suelo y luego rastrille 2 o 3 veces hasta eliminar toda raíz, piedras y yerbajos. Debe lograr que el suelo adquiera las condiciones físicas adecuadas: suave, drenado y ventilado. 
  • El pH ideal para este cultivo fluctúa entre 5.8 y 7.4 
  • Recuerde que para mejorar el pH en su suelo, solo tiene que añadir abundante materia orgánica, estiércol o composta al mismo. Esto activará la vida biológica en el suelo, mejorando la capacidad de intercambio catiónico (intercambios químicos). Lo que dará como resultado una mejoría natural en el pH y en la condición física del terreno. 

III. La siembra y algunas especificaciones
Lechuga Black Seeded Simpson "del pais"
Recomendamos cultivar la variedad "Black Seeded Simpson" conocida en Puerto Rico como lechuga del país, aunque en realidad no lo es. Como también la variedad Romana, excelente para ensaladas mixtas. 
  • Para que pueda comenzar a preparar su banco de semillas, le exhortamos a que comience a trabajar éste y todos los cultivos que pueda con semillas orgánicas; ya que  con las semillas tradicionales no podrá obtener un banco de semillas productivo. 
  • Las semillas se deben germinarse primero en semilleros. Luego que las plántulas hayan alcanzado una altura de 4 a 5 pulgadas, se deben trasplantar al huerto. 
  • Para el trasplante, haga un hoyo de aproximadamente 6 pulgadas a la redonda por 4 pulgadas de profundidad, luego añada dentro de éste abundante composta. 
  • Siembre la plántula, tomando en consideración que el pilote de tierra adherido a su sistema radicular quede totalmente cubierto, pero sin cubrir la parte verde del tallo, ni ninguna de sus hojas. 
  • La distancia entre una y otra hilera de plantas, debe ser de 10 pulgadas y la distancia entre una y otra planta de 8 pulgadas. 
  • Su desarrollo será rápido. Debido que la planta de lechuga es sumamente atractiva para las plagas, mantenga el área limpia y desyerbada en todo momento.

IV. Manera de riego

  • Cuando siembre las semillas en el semillero, mantenga el mismo siempre al Sol. Y riegue de 3 a 4 veces durante el día, recuerde que la adsorción de agua por parte de la semilla, la oxigenación y las altas temperaturas provocadas por el Sol, promoverán su pronta germinación. 
  • Luego de germinadas y mientras las plantas solo cuentan con su primer par de hojas, colóquelas en un lugar donde solo reciban entre 4 o 5 horas de Sol diarias. Durante este periodo es importante regarlas al menos una vez al día. 
  • Debido a que nuestro clima es extremadamente cálido, luego del trasplante y hasta el momento de la cosecha, riegue sus plantas todas las mañanas con abundante agua, pero siempre en la raíz  y nunca en sus hojas. 
  • Es importante recordar que cuando una planta de lechuga pasa por un estrés hídrico, sus hojas, que son nuestro interés de consumo, se marchitan. Como consecuencia el sabor de éstas cambia y en ocasiones se vuelve amargo. 
  • Aunque nunca debe faltar el agua, no debe haber acumulación de ésta en el terreno, por lo que es necesario establecer previo a la siembra un buen sistema de drenaje.

V. Tiempo para la Cosecha y manera de cosechar

  • Dependiendo de la variedad cultivada, la cosecha comenzará entre los 45 días después del trasplante.
  • Para la cosecha arranque la planta del suelo, corte el área de tallo enraizada, lavela con abundante agua y listo para consumirlas.

Esperamos haber contribuido en sus conocimientos, para que puedan sacarle mayor provecho a sus huertos caseros, cualquier duda sobre éste u otro cultivo o sobre nuestros talleres, puede comunicarse al 787 595 6599 o al email: huertocasero@hotmail.com o visitarnos en: www.huertocaseropr.com. En Facebook: Taller De Huertos Caseros. En la próxima edición les estaremos enseñado, como cultivar melón de agua en sus huertos caseros.